LQSA 12×02 – Los vecinos no descansan

Ya he visto dos veces el segundo capítulo de la duodécima temporada. Como suelo ver los nuevos capítulos varias veces mientras espero una semana entera para ver el próximo, ahora con lo del Amazon Prime eso se me hace un poco imposible, pero me he dicho que voy a ver cada capítulo por lo menos dos veces para prolongar el tiempo entre dos nuevos capítulos. Como dije en el último artículo, me da mucha pena acabar de ver la temporada en un solo par de días (osea, una parte de la temporada porque por ahora solo tenemos 8 capítulos disponibles). De todos modos sé que voy a ver todos los 8 capítulos en una sola semana y no 8, pero bueno – por lo menos puedo verlos una y otra vez sin cansancio.

SPOILERS

Este nuevo capítulo me parece buena continuación. La trama con Alba y Alejandro me sigue pareciendo floja aunque esta vez habían unos instantes interesantes – el uno es cuando Alba se vistió de monja como parte de los jueguecitos sexuales (es imposible huir de la genética). Aunque, como la mayoría, pienso que no han dado un buen final a Javi, me parece más que justo que Lola se quedará sola y que ahora le toca a ella criar a Ursulita. Ya se había escaqueado demasiadas veces de sus obligaciones como madre y esposa, y con Javi haciendo todo por ella. Ahora le toca a ella madurar y ser responsable… si es posible.

Lo que me pareció un poco raro, un poco fuera del personaje, fue el empeño de Bruno de echar a los okupas. Generalmente Bruno es dócil, tiene mucha empatía y le gusta ayudar, pero esta vez ha habido en persona un giro dramático de 180 grados. No digo yo que no es posible que explote algún día. La verdad eso sí que se ve venir, pero en este capítulo sus reacciones me parecían demasiado repentinas. Con Enrique lo han hecho más despacio y más natural con su desilusión en la vida, pero con Bruno todo parece demasiado brusco y un poco fuera del carácter. Parece un poco forzado. Y por otra parte, creo que podían dejar a la familia esa por lo menos un par de capítulos más. Parecían un buen fichaje para la serie.

Ya veo que a la gente le gustó mucho Rosana (o “Rosanna” como la llama Antonio), puesto que su personaje ya parece fijo en la serie aunque no vive en Mirador de Montepinar. Es un escort de lujo a quien acuden los vecinos para que les ayude con sus peoblemas sexules. Por ahora Berta acudió a los servicios de Rosana para que esta la ayudará a conquistar a Antonio. Aunque Yoli no pidió ayuda directamente, Rosana le consiguió trabajo como escort (duró solo un capítulo) con la lema de que va a hacer lo mismo como siempre cuando trae el tio en la casa después de emborracharse en un bar solo que ahora le van a pagar y bien, y como Yoli anda mal de dinero, lo acepto. Ya veremos en qué dirección van a desarrollar su personaje.

En este capítulo podemos ver el regreso de uno de los personajes episódicos que no hemos visto desde años ya – Adrián, el puto, que, si se acordáis, en algún momento estaba contratado por Vicente para entetener a Goya mientras el veía el fútbol (¡Ay Gregoria, que ingenua eras!). Pues sí, es mismo Adrián, solo que esta vez le contrató Maite que sigue sin pillar novio, aunque tenga el Templo Kuldalini (no sé si eso tendría algo que ver, pero supongo que si estás rodeado de gente que quiere sexo, es más facil pillar algo, ¿no?). Y ya puedo decir que ese Adrián se conserva bien. 

A mi me encanta Amador, Maite un poco menos, pero de todos modos, aunque sí puedo decir que las tramas con esos dos son divertidas, son bastante repetitivas. ¿En qué sentido? No en el sentido de que ambos Maite y Amador están buscando sexo/amor con varias personas, que eso forma parte de sus personajes y el desarrollo de los mismos, sino que a veces esas tramas parecen forzadas. Un buen ejemplo es la trama con Maite y Adrián. ¿Es posible creer que Maite no es capaz de encontrar a alguien y tiene que buscar los servicios de un prostituto? Haber… si quería experimentar con los profesionales del amor lo entendería más- la mujer tiene dinero, ya tiene muchas experiencias sexuales/románticas y le apetece probar algo nuevo. Esto, sin embargo, me parece una trama un poco forzada para que el personaje de Adrián vuelva. No es que no me guste, está todo bien hecho y Adrián me encanta (y también los celos de Maite), pero hay algo cono off con esa trama.

¡Y ya dejen que Amador encuentre trabajo y empieza a ganar dinero! (Si pueda)

Share This Post

Leave a Reply