La que se avecina 11×01 – La calma antes de la tormenta

Por fin ha llegado la esperada undécima temporada de La que se avecina! Cómo con todos los primeros capítulos de las temporadas de LQSA siempre me siento un poco incómoda viéndolos porque temo que no van a ser buenos y que después de la temporada van a anunciar su cancelación como está pasando con muchas series. Por eso he visto al primer capítulo varias veces primero y ya luego empecé a escribir mi opinión sobre el mismo.

 

Lo primero que me pareció raro era el color o la cámara (llámalo como queráis). El color parece poco vibrante y poco real. No sé si lo van a cambiar en otros capítulos (no me parece), pero por lo menos me gustaría que lo arreglaran en la próxima temporada.

 

Hablando del color, no sé qué pasó con la cara de Alba pero en varías ocasiones se veía mal pintada. Alba (Víctor Palmero) tiene la complexión clara sin embargo su cara era como amarilla. No sé si eso estaba hecho a propósito o es un error del departamento de maquillaje de la serie, o está en conexión con ese color raro que produce la cámara (o lo que sea que lo produce, no soy experta jeje).

 

Lo otro que no me gustaba ya lo vi muchas veces en otras temporadas pero por alguna razón me molesta más en esta – se ve claramente que las escenas están grabadas en un estudio. El cielo siempre no existe, es blanco, la calle no es la calle etc. A ver, no sé si está hecho a propósito para enfatizar el surrealismo de la serie y hacerlo todo más como una obra de teatro, o se trata simplemente de que les da pereza hacerlo más parecido a la realidad.

 

La trama esta vez es una continuar perfecta de la décima temporada. Es como no había pasado un parón de un año (¿o más?). En éste capítulo no pasa nada extraordinario, nada que no hemos visto ya o que no hemos esperado. Todo es hasta demasiado esperado y creo que por eso hay mucha gente que no le gusta este capítulo. De una manera este capítulo no parece el primer capítulo de la nueva temporada sino la continuación de la última.

 

Si uno no espera grandes cosas nuevas, es un capítulo muy bueno. Yo personalmente prefiero el focus en los personajes, sus personalidades y su comunicación que las aventuras nuevas. Claro que hay aventuras, siempre las habrá, es LQSA y eso no puede cambiar, pero con la décima temporada han entrado en un modo diferente y veo que continúan de hacerlo que me gusta mucho.

 

He visto que a mucha gente no le gustan las Morcillo. Sí, pegan gritos y son groseras, pero también cumplen una función social muy importante. Las Morcillo, además de groseras, representan la relación enfermiza de madre/hijo (en esta ocasión hijos). Hay mucha gente que por alguna razón viven con sus padres aunque tienen más de 30 años. Yoli y Josito son bastante diferentes, como personajes pero también en su relación con su madre. Josito es más dependiente e inútil, pero, aunque Yoli parece más independiente, está apegada a su madre de la misma manera como su hermano. Es como “Bates Motel” que trata precisamente de la relación entre Norman y su madre Norma, una relación pasiva-agresiva que resulta en Norman convirtiéndose en un asesino en serie con un trastorno de personalidad muy grave.

 

Por otro lado, entiendo a la gente que está hasta el moño ya con la gente grosera en LQSA. Las hay hasta demasiada, y eso puede producir un aire “imbécil” de la serie. Para evitarlo, es imprescindible llenar el edificio con gente más culta, aunque tampoco demasiado normal para no quitarle la chispa a la serie. Por eso han I traducido a Bruno hace 2 temporadas ya, pero me gustaría ver por lo menos a 1 persona más que tiene estas cualidades. Con la salida de Antonio Pagudo (Javi), me temo que Montepinar se va a quedar sin gente mentalmente sana que a lo largo puede dañar a la serie.

 

La otra trama que me parece buenísima es la de Antonio y Berta. Por fin Berta va a dejar a Antonio “valerse por sí mismo” como ella dice. Es casi la primera vez que vemos al pescadero cocinando y tratando de lavar ropa. No sé cuánto durará todo esto pero me gustaría ver qué va a pasar con los dos con esta nueva etapa en sus vidas.

 

Hablando de Berta y de la salida de Javi que, por cierto, no va a pasar hasta la próxima temporada, me encantaría ver al padre Alejando mudarse a Mirador de Montepinar. Es un personaje excelente, un cura y exactamente lo que está comunidad de locos necesita.

 

También me gusta que Teodoro se ha hecho el tutor legal de los Cuquitos, así tratando de ser un padre moderno. Me parece que esta temporada vamos a ver los Cuquitos actuando más y teniendo más tramas.

 

Lo que me gusta menos en este primer capítulo es la relación entre Enrique y Alba. Están enfadados ya en el principio pero esto me parece forzado y poco natural. Por lo tanto, no veo a Enrique como vicepresidente ya que estaba implicado con la presidencia tantas veces. Me gustaría más ver a alguien de los viejos Montepinar os ejercer de vicepresidente, como por ejemplo Nines que lo haría fatal (más risas para nosotros). O se volvería déspota como Antonio y mandaría con Menchu.

 

Este fue el primer capítulo así que ya veremos qué va a pasar en los siguientes y cómo las cosas van a cambiar. Aunque este capítulo no era de los mejores que he visto, sin embargo es un buen comienzo de la tormenta que se nos avecina en esta temporada.

 

Share This Post

Leave a Reply